Sunday, May 22, 2011

Ubieta responds: "I am absolutely free [...], I do not depend on foreign states."

I was not able to interview Cuban journalist and blogger Enrique Ubieta (La Isla Desconocida) during my recent trip to Cuba. However, he has taken the liberty to react (if not quite respond) to the key questions posed in my interview in some detail here.

My argument in the interview I did with Luis Manuel Garcia of Encuentro was that in Cuba one's level of independence in the blogosphere can be measured, in part, by how one answers the following questions: How do you access the Internet and who can take away that access?

Ubieta's response is this:

"My independence, of course, is measured in a different way since I do not earn a salary for what I write, and my standard of living is similar to that of any regular citizen: I am absolutely free, because I do not write even a comma that I do not believe in, and I do not depend on foreign states."

In other words, for Ubieta, it's all about the money.  However...,
I would argue that receiving or paying money is only one kind of exchange.  I'd also say that in our interconnected and interdependent world, no one is "absolutely free," not Enrique Ubieta, not Raul Castro, not Yoani Sanchez, not Barack Obama, and definitely not Ted Hanken - whoever he is.

But, Ubitea still does not answer my question about access and the conditions under which that access is given (and taken away).  Perhaps he does not depend on "foreign states" for his access, but who does he depend on then?

I wouldn't imagine that he has his own surfboard that doubles as a BGAN/Wifi system or access through a satellite phone.  So his access to the Internet is not free and independent - no one's is.  He may not earn a salary for what he writes (como?) or pay a monetary fee to gain access to the Internet (it seems he was able to read the Encuentro interview without much problem), but the question is does he have to pay another kind of price, an ideological or political price, for his access?

In Cuba access points to the Internet, though quite limited, run the gamut from institutional (a state job, school, etc.), to hotels, to underground, to foreign embassies. And each one of these access points indicates some level of risk, negotiation with power, and dependence on others.

(You can see both parts of the interview that Ubieta refers to here: Part 1 and Part 2.)

I only wish Ubieta would have taken the time to spell my last name correctly. Enrique, I know those Germanic last names are challenging but it's Henken not Hanken.  If you are going to insinuate that I work for the CIA, then it would help state security identify me by correctly using my last name.

I did not realize that I was making a "confession" in the interview. But the old priests and pastors from my Catholic school days will be happy to hear I have finally gone to confession after so many years of sinning.

Ubieta has also filed me, along with Reinaldo Escobar, under the easy label of "Contrarrevolución". It is quite ironic how he uses essentially the same categorization / disqualification scheme as George W. Bush: If you aren't with us, you are against us.

But we've heard this before: "Within the revolution, everything; against the revolution, nothing."

La confesión Hanken / Escobar sobre la blogosfera cubana
Contrarrevolución
Domingo, 22 de Mayo de 2011

Enrique Ubieta Gómez - Blog La isla desconocida.

Ted Hanken, un profesor universitario y "especialista en temas cubanos" de Nueva York, bloguero –en español e inglés y auspiciador de la blogosfera contrarrevolucionaria cubana, en especial de la figura de Yoani Sánchez--, viajó en abril de 2011 a La Habana para reunirse, una vez más, con algunos de sus promovidos, aunque esta vez incluyó en su agenda el encuentro exploratorio con otros blogueros revolucionarios.

Casi un mes después, aparecía en la web una entrevista con el "especialista", en la que mostraba su "conocimiento" de la blogosfera cubana.

Hanken intentaba una maniobra: asumía por una parte la división entre "independientes" y "oficialistas", y por la otra, distanciaba de los "oficialistas" a algunos revolucionarios jóvenes, a quienes otorgaba el beneficio de la duda, con la intención de instarlos a un acercamiento a los blogueros contrarrevolucionarios.

Hanken eludía el hecho de que ser revolucionario no implica no ser crítico con la Revolución –ampliamente demostrado--, y minimizaba la actitud de rechazo absoluto que todos los blogueros revolucionarios, sin distinción, sienten por la pandilla que él ensalza. Me interesa, no obstante, esta confesión que atribuye a Reinaldo Escobar, esposo de Yoani:

"Yo pregunté a todos los blogueros sobre estas etiquetas de mercenarios, oficialistas, independientes, alternativas, etc., y la mejor respuesta fue la de Reinaldo Escobar: "La blogosfera alternativa cubana", me dijo, "se diferencia del resto de la blogosfera cubana en varios aspectos: Uno: Un aspecto material. Quienes estamos dentro de la blogosfera alternativa accedemos a Internet de tres modos: pagándolo a 6 u 8 CUC por hora en los hoteles. Dos: Accediendo a través del servicio que prestan algunas embajadas: la de Holanda, la Oficina de Intereses de EEUU, la de Suecia. Y tres, a través de una conexión más o menos negra o ilegal mediante ciudadanos extranjeros que subalquilan su tiempo.

Esa es una diferencia entre la blogosfera alternativa y la que incorrectamente se llama blogosfera oficialista, la cual en su inmensa mayoría accede a Internet por las redes que tienen las instituciones, donde son autorizados a acceder, autorización que no viene nunca del administrador de la red, quien no tiene poder para eso, sino de más arriba.

Por eso, cuando una persona se expresa a través de esa blogosfera sabe que todo lo que escribe está siendo controlado, y si dice algo que se sale de lo aceptado, posiblemente se le niegue el acceso, algo que ya ha ocurrido. Otra diferencia entre ambas blogosferas es el enfoque. Quienes están en la alternativa usan su libertad para hacer cosas prohibidas".

Analicemos sus palabras. Uno: ¿Cómo esos blogueros "independientes" pueden pagar 6 u 8 CUC por hora de conexión, en las salas de navegación de los hoteles? Llevado el cambio a moneda nacional, esa cantidad equivale a 150 o 200 pesos, algo más de la mitad de un salario medio. ¿Quién paga? ¿Ellos? ¿De dónde llega el dinero?

Dos: acepta con cinismo que acuden a las salas de navegación de las embajadas de Holanda y Suecia y de la sede de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba. ¿Es normal que los ciudadanos de un país acudan a embajadas extranjeras que de forma pública declaran su intención de subvertir el orden del país donde se encuentran, precisamente para contribuir a subvertir el orden? No es una especulación, el propio citado lo dice: "quienes están en la alternativa usan su libertad para hacer cosas prohibidas". Esta última confesión se acerca al concepto de lo que Hanken entiende por alternativo o independiente: solo lo son quienes se oponen a la Revolución.

Agreguemos, siguiéndole el rastro al dinero, que el Congreso y el Gobierno norteamericanos destinan fuertes sumas de dinero para promover la subversión en Cuba. Esto es público.

Tres: hay ciudadanos extranjeros que subalquilan su tiempo para que los contrarrevolucionarios cubanos actúen contra su gobierno. ¿Esos ciudadanos son personas independientes, o entidades subvencionadas por órganos de inteligencia? Hanken, por ejemplo ¿es de verdad un simple profesor universitario, interesado en conocer la verdad de Cuba?

Finalmente, Hanken o Escobar llegan a la pregunta fundamental: "¿Quién te puede quitar tu acceso al Internet?" En los casos que cita, la respuesta es obvia: los estados, servicios o personas extranjeras que te envían el dinero o te ofrecen el acceso en sus recintos diplomáticos; el gobierno de tu propio país.

Tu respuesta a esta pregunta, sea cual sea tu posición política o ideológica, marca tu nivel de independencia, entendida por supuesto como la cantidad de veces que hablas bien o mal de tu país.

Mi independencia, por cierto, se mide de otra manera, ya que no cobro por escribir, y mi nivel de vida es similar al de cualquier ciudadano de a pie: soy absolutamente libre, porque no pongo una coma en la que no crea, y no dependo de estados extranjeros.

2 comments:

  1. Ted, Elaine ha dejado un comentario interesante en el post de Ubieta:

    http://la-isla-desconocida.blogspot.com/2011/05/la-confesion-hanken-escobar-sobre-la.html

    Gabriel

    ReplyDelete
  2. Mr. HAnken: "If you aren't with us..." was used by Castro the Older decades before W. and well before him for a good many of SOB's since biblical times.
    Ain't see no place for that quote in this business, and not good but to weaken your arguments. One thing's looking for fairness and balance, another is to trick the scale with your left hand.

    ReplyDelete

There was an error in this gadget