Friday, June 12, 2015

¿Qué pasa con la prensa cubana?

La más reciente portada de OnCuba, revista fundada hace tres años en Miami.

¿Qué pasa con la prensa cubana?
Carta de La Habana

Por John Dinges* 6/12/2015
CARETAS, REVISTA PERUANA

Balance y perspectiva de la prensa cubana en tiempos de acercamiento entre EE.UU. y la isla.

***
¿Qué pasa con la prensa cubana?

Es demasiado fácil empezar—y terminar—esta conversación con que la prensa y los medios son órganos de un sistema unipartidista, propagandistas de la dictadura cubana. Es verdad, pero verdad a medias.

Lo interesante y novedoso en Cuba en estos días está ocurriendo en esa otra mitad menos visible: periodistas dentro y afuera de los medios oficiales comprometidos con la continuidad de la revolución cubana por un lado y –por el otro—dedicados a crear alternativas al sistema verticalista de medios que ha regido durante décadas.

El proceso de cambio –especialmente en cuanto a los medios de comunicación— es robusto, sano desde el punto de vista de los valores periodísticos e imparable.

Tímidos todavía en los medios tradicionales, los cambios recientes incluyen una página los viernes de cartas del lector en Granma, el emblemático diario del Partido Comunista. Los lectores se quejan de la ineficiencia de las instituciones, de las largas colas y de problemas con recibir los beneficios del Estado. Pero en los blogs del lado oficialista, como Cubadebate, han estallado un sinnúmero de artículos de análisis que se pueden catalogar como critica­leal.

En el sector no­gobernamental mucho se ha escrito sobre los bloggeros que, como la blogista estrella Yoani Sánchez, lanzan agudos ataques al gobierno por la falta de libertades políticas y abogan por cambios pacíficos pero radicales. Su audiencia por internet se ha concentrado, por necesidad tal vez, afuera de la isla.

Más impactante, creo, son algunos medios nuevos que se autodefinen por su periodismo, no por sus disidencia política.

Visité las oficinas de la revista OnCuba, en el noveno piso de un edificio cerca del Malecón en La Habana. Allí, en un ambiente de muebles modernistas y pinturas de artistas cubanas, una docena de periodistas publican una revista bimensual de tipo glossy. Se distribuye principalmente en los asientos de los aviones charter que vuelen diariamente entre Miami y La Habana. Su portada más reciente muestra una bella mujer fumando un puro Cohiba. Puede parecer un poco sensacionalista, pero OnCuba no es nada frívolo. Arte, moda, arquitectura, cigarros (por supuesto), pero también investigación en economía y política. Otro equipo sigue las noticias diarias de Cuba para su sitio web.

Fundado hace 3 años en Miami por Hugo Cancio, un empresario Cubanoamericano, OnCuba representa un experimento extraordinario y sin precedentes. Con contenido exclusivamente dedicado a los acontecimientos cubanos, OnCuba consiguió el permiso del gobierno comunista para que su equipo periodístico trabajara en la isla, prácticamente como si fuera una publicación cubana.

No la es, pero es lo más cercano que existe a un futuro alternativo para los medios en Cuba. Su única agenda, según sus editores, es servir de puente intelectual entre los cubanos de Cuba y los de Miami, con artículos de elogio y de crítica dirigida a los dos ejes. Su objetivo también es comercial: ya cubre sus gastos de imprenta con sus ingresos de publicidad. Y vislumbra ganancias netas.

La revista rechaza la etiqueta de "disidente" y protesta indignada frente a cualquier sugerencia de 'oficialismo'. Una muestra. El martes 9 OnCuba publicó en su sitio web una filtración (leak) de un documento secreto desde las entrañas del gobierno. El documento Estrategia Nacional para el Desarrollo de la Banda Ancha en Cuba revela los planes del Ministerio de Comunicación de hacer llegar la banda ancha al 50 % de las casas para el 2020.

Se trata de un golpe noticioso a lo clásico. Y muestra cómo funciona un medio agresivo en el ambiente actual. El documento llegó primero a otra publicación independiente, el blog La Chiringa de Cuba, que ha hecho gala con sus exclusivas, ganándose el apodo de "Chirileaks."

Chiringa puso el PDF en su sitio, con un escueto comentario. OnCuba luego escribió un largo articulo de descripción de los planes y de análisis de su importancia.

¿Seguirán Granma o Juventud Rebelde la primicia de los medios independientes cuando se trata de uno de los temas de más importancia para los cubanos? Veremos en los próximos días. Pero lo cierto es que en cuanto a periodismo en Cuba es "Game on", como decimos en inglés.

* Autor de 'Operación Cóndor' y catedrático de periodismo en la Universidad de Columbia.

No comments:

Post a Comment

There was an error in this gadget