Wednesday, May 9, 2012

Un diálogo entre cubanos

Un diálogo entre cubanos

JORGE DUANY
Catedrático de la UPR
 
 
Es hora de actualizar las leyes migratorias que limitan la circulación de personas entre Cuba y otros países, especialmente Estados Unidos. El gobierno cubano debe suprimir la categoría legal de la "salida definitiva", vigente desde 1961, para facilitar que los cubanos residentes en el exterior puedan regresar a la Isla y retener sus propiedades si así lo desean. Igualmente, deben eliminarse los permisos de entrada para los cubanos residentes en el exterior, así como los permisos de salida para los residentes en la Isla.
 
Estas fueron algunas de las conclusiones de "Un diálogo entre cubanos", auspiciado por el Arzobispado de La Habana del 19 al 21 de abril pasado. Convocado por el cardenal Jaime Ortega, el encuentro reunió a unos 50 académicos, religiosos y laicos cubanos, incluyendo a tres de los coautores del informe sobre "La diáspora cubana en el siglo XXI". En julio de 2011, el Instituto de Investigaciones Cubanas (CRI) de la Universidad Internacional de la Florida divulgó este documento electrónico e impreso.
 
Eusebio Leal, historiador de La Habana, dictó la conferencia inaugural. Orlando Márquez Hidalgo, director de la revista "Palabra Nueva" y organizador del evento, moderó el primer panel. Aquí me tocó resumir los planteamientos del mencionado informe. Uva de Aragón, exdirectora asociada del CRI, reseñó la última encuesta del Instituto sobre la opinión pública de los cubanoamericanos en Miami. Ileana Sorolla, directora del Centro de Estudios de Migraciones Internacionales de la Universidad de La Habana, disertó sobre la diáspora cubana vista desde Cuba. Aunque discreparon sobre si los cubanos en Estados Unidos son una diáspora, un exilio o una comunidad, las ponencias convergieron en sus argumentos centrales.
 
El economista Pavel Vidal Alejandro moderó el segundo panel. Omar Everleny Pérez, director del Centro de Estudios de la Economía Cubana, documentó las persistentes dificultades económicas del país. Carlos Saladrigas, empresario residente en Estados Unidos, aplicó la doctrina social de la Iglesia Católica al desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. Uno de los puntos sobresalientes de la discusión fue cómo las remesas enviadas por los cubanos residentes en el exterior podían contribuir al emergente sector no estatal de la economía cubana, particularmente el trabajo por cuenta propia.
 
La historiadora María del Carmen Barcia moderó la tercera sesión. Tanto Uva de Aragón como Roberto Méndez, miembro del Consejo de Redacción de "Palabra Nueva", ampliaron el concepto de cubanía para incluir las aportaciones de la diáspora. La literatura, la música, las artes plásticas, el cine y otras expresiones culturales cubanas desbordan las fronteras geográficas y lingüísticas. Su comprensión requiere de un análisis cuidadoso de las semejanzas y diferencias entre la producción intelectual de la Isla y la diáspora.
 
Rolando Suárez Cobián, asesor jurídico de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, moderó el último panel. El abogado residente en Estados Unidos, Rolando Anillo, repasó las leyes estadounidenses y cubanas que dificultan el movimiento de personas entre los dos países. El vicedecano de Derecho de la Universidad de La Habana, Juan Mendoza Díaz, aludió a los cambios inminentes en la política migratoria cubana.
 
En su mensaje de clausura, el obispo de Santa Clara, Arturo González, celebró el ambiente sosegado del encuentro y sugirió que se extendiera a otras provincias de la Isla, además de La Habana.
 
La actividad demostró la posibilidad de "un diálogo entre cubanos" residentes en la Isla y en el exterior. Aunque existan múltiples fisuras ideológicas entre y dentro de las dos poblaciones, ambas coinciden en su patriotismo, fuertes lazos familiares y a menudo creencias religiosas. En este contexto, resulta indispensable el papel de la Iglesia Católica como mediadora entre el gobierno cubano y la diáspora. Esperamos que el diálogo se multiplique para bien de todas las familias cubanas a ambos lados del Estrecho de la Florida

No comments:

Post a Comment

There was an error in this gadget